Etiquetas

, ,

Texto y fotografía:  Iñigo Gómez de Segura

Como recoger la esencia de la recién llegada primavera en una fotografía…. como plantearla….

Para ello, me resulta útil recopilar conceptos, metáforas estéticas, representaciones sintéticas que me ayuden a la traducción en imagen….

La primavera es el fin del invierno, y por ello, una no se entiende sin el otro…. y ¿qué es el invierno? el invierno es frío, es oscuridad, es también una terrible prueba que los seres vivos deben superar para continuar su camino, es tiempo de despedida para los más debilitados, es tiempo de desnudez fotosintética….

¿Cómo recoger todo esto en la imagen? La oscuridad la otorga un entorno con baja luminosidad y la frialdad se expresa mediante una atmósfera ligeramente azulada, cianótica….en el espino albar dominan los marrones y grises de la madera sobre el verde, y nos muestra su calmada fiereza agresiva en forma de espinas que pueden hacernos daño a nosotros o a nuestros seres queridos….la superposición de elementos muy desenfocados en el primer plano, nos sugiere la fría niebla que envuelve todavía a los campos….

Pero en esa atmósfera todavía invernal, surge una luz, ha nacido la primavera…. ¿quien interpretará este papel? para ello he elegido a la Primula veris, quien mejor? una de las flores más primerizas…. pero no hay un único ejemplar, hay dos… y es que la primavera no domina de golpe, no consigue vencer al poderoso invierno de forma clara y espontánea… surge al comienzo muy débilmente, tímida, en silencio, con miedo de que el poderoso amo detecte su presencia y la aplaste con un terrible coletazo… así, la prímula más pequeña representa ese primer momento de recogimiento, de levantarse tímidamente, mirando al suelo, entregada con resignación a su tarea anual de desafiar a la negra dictadura…. pero sabemos que la primavera triunfará y la protagonista no es la primavera tímida sino la radiante, la que sabe que pronto vencerá a la tiranía y sus tinieblas,….. así, dejamos a la tímida primula en un segundo plano, como esas pinturas en los retablos donde se nos presentan momentos de la vida de los santos en cuadriculadas escenas que rodean a la imagen predominante,y así…. llegamos a la protagonista, esa prímula explosiva, que extiende la luz y el color cual pavo real, que surge de la niebla para anunciarnos la buena nueva, hay vida en la tierra y la luz ya está aquí…. alegraros seres del campo…. la muerte se aleja y nos esperan días de calor y vida….

Primula veris

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Anuncios