Etiquetas

, , , ,

Texto y fotografía: Iñigo Gómez de Segura

Vamos a realizar el segundo ejercicio del proyecto “Mesurando el paisaje” (en las dos últimas entradas podéis ver la descripción del proyecto y el primer ejercicio del mismo) Para ello, nos situamos en el camino de subida al Pico de Tentes (2322 m), en el Parque Nacional de los Pirineos Franceses. Desde esta privilegiada atalaya nos asomamos sobre el precioso valle colgado de Pouey Aspe. Frente a nosotros una de las panorámicas más bellas de la vertiente norte de la cordillera con unas magníficas vistas a míticas cumbres de los Pirineos Centrales.

De izquierda a derecha, vemos primero la verde y mullida subida al Pico de Tentes (2322 m); a lo lejos la silueta piramidal del monte Pimené (2801 m) nos saluda, dándonos paso a los auténticos gigantes que se atreven a superar los 3000 metros de altura; así, viajamos por los Picos Astazou ( el Gran Astazou (3071 m) y el Pequeño Astazou (3012 m)), el Pico de Marboré (3252 m), bajo el cual podemos ver las tres agónicas manchas de hielo que conforman los restos del Glaciar Oeste del Marboré, llegando a las tres cimas de los Picos de la Cascada (Oriental (3161 m), Central (3108 m) y Occidental (3098 m)). Bajo estos tres picos encontramos lo que queda del Glaciar de la Cascada, cuyas aguas de deshielo alimentan a la Gran Cascada de Gavarnie, que bajo sus pies realiza un salto de 423 metros sobre el Circo de Gavarnie, aunque dicho salto de agua permanece oculto desde este punto de vista.

Siguiendo hacia la derecha, y en un plano más cercano, encontramos el Pico de Sarradets (2739 m), y tras él aparece la reconocible silueta del Casco de Marboré (3012 m). Seguimos con nuestro deambular por la panorámica y nos encontramos con los imponentes muros del Taillón (3146 m) y el Gabieto Oriental (3034 m). Por último, en el extremo derecho del fotograma, se encuentra el Puerto de Bujaruelo (2273 m) histórico paso montañero entre Francia y España, seguido del Pico Entre les Ports (2481 m) que cierra la imagen.

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pero, no podemos detenernos mucho tiempo en esta magnífica visión, ya que debemos partir en busca del ser humano:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Así, nos vamos a acercar a la impresionante cara norte del Taillón (3146 m), por cuyas verticalidad suben osados alpinistas en una de las ascensiones invernales más clásicas, que comparte escenario con el más modesto Gabieto Oriental (3034 m) que se encuentra a su derecha. En la base de ambos montes, encontramos neveros permanentes, y si os fijáis en el pequeño valle colgado rocoso que se sitúa entre ambos, podréis ver como se asoma el pequeño Glaciar del Gabieto que sobrevive aún al inmisericorde calentamiento climático:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pero nuestra búsqueda nos aleja de estos dos colosos:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Buscamos un paso que nos permita adentrarnos en ese muro rocoso y lo encontramos entre el Pico de Sarradets (2739 m) y las estribaciones del Taillón. Seguimos la atrevida senda que afronta la subida al Col de Sarradets, atravesando las pulidas rocas por las que descienden decididas aguas provenientes del reducido Glaciar del Taillón, cuyos amenazados hielos perpetuos asoman llenos de blancura:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pero situémonos en la parte superior del collado para observar mejor…:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

En este privilegiado collado, que esconde tras de él al mítico Refugio de Sarradets, quedamos impresionados por las enormes paredes del Casco del Marboré (3012 m):

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Y en el fotograma anterior, los más curiosos pueden ya intentar encontrar a nuestros semejantes…

¿os echo una mano?:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Damos un salto hasta la cima de este mítico tresmil, donde finalizaremos nuestra búsqueda:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Y por fin nos encontramos aquí con tres montañeros que nos observan desde la cima y con un cuarto que ha buscado la soledad para disfrutar del momento o que quizás ha iniciado el descenso:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Y ya que nos hemos encontrado con nuestros semejantes, es el momento de volver al comienzo, pero antes, al igual que hice en el anterior ejercicio y para facilitaros el viaje, os marcaré sobre el fotograma inicial, el espacio que ocupa el fotograma final:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Y ahora, ya estamos preparados para volver a visualizar el primer fotograma y calibrar la grandeza del paisaje…

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Una vez más, os dejo con vuestras particulares impresiones y pensamientos sobre este precioso lugar del Pirineo y os invito a visitar la próxima y última entrega del proyecto que compartiré con vosotr@ en un breve plazo de tiempo…

Anuncios