Etiquetas

Texto y fotografía:  Iñigo Gómez de Segura

Mesurar, medir, dimensionar, poner escala o magnitud… son todos sinónimos de lo mismo, intentar comparar el tamaño de algo con otra cosa conocida para poder hacernos una idea de la verdadera dimensión del mismo. El fin de este ejercicio será aplicar este concepto, que ejecutamos de forma diaria con multitud de aspectos y acciones cotidianas, con varios paisajes de montaña.

Y es que los grandes paisajes de montaña, por su inmensidad, por su naturalidad, por su alejamiento de las escalas con las que practicamos en nuestra cotidianidad, son lugares que a menudo pasan por delante de nuestros ojos sin que nos demos cuenta de su auténtica proporción.

Imagen perteneciente al ejercicio 1

A través de este modesto proyecto, pretendo poner tamaño a tres paisajes de montaña especialmente bellos, impactantes y fácilmente adimensionables… tres ejercicios que nos llevarán a los Alpes y a los Pirineos en busca de la medida adecuada para interpretar la magnitud de estos espacios. Y es que, ante este reto, nos encontramos con una pregunta clave…¿Cuál es la unidad de medida adecuada para interpretar un paisaje de montaña?… nuestros mapas, nuestras referencias bibliográficas, nuestros GPS, nos hablan de metros y kilómetros de distancia y altura… conceptos que nuestros cerebros comprenden y que son asimilados a la hora de planificar una ruta o calibrar la magnitud de una ascensión, pero nuestros ojos no interpolan esta información clara y fácilmente cuando observamos un paisaje, y esas enormes cifras no nos otorgan la sorpresa y emoción que el reconocimiento de algo de dimensiones conocidas en el paisaje nos puede aportar.

Imagen perteneciente al Ejercicio 2

Así, la búsqueda de ese elemento reconocible por tod@s en la montaña me ha llevado a la conclusión de que no hay mejor referencia que la humana. La búsqueda del semejante en la inmensidad de la montaña se convierte en la mejor vía para calibrar la magnitud de la escena, y cuando, por fin, encontremos a la/s persona/s y su reconocible silueta en la inmensidad podremos sorprendernos ante su verdadera grandeza.

Imagen perteneciente al Ejercicio 3

Si el proyecto os parece interesante podréis encontrar los tres ejercicios en próximas entradas que se irán publicando en las próximas fechas…

Anuncios