Etiquetas

, , ,

Texto y fotografía:  Iñigo Gómez de Segura

Comenzamos aquí el pequeño proyecto que os describía en la entrada anterior, a través del primer ejercicio, del primer paisaje. Para ello, nos trasladamos a los Alpes suizos, cerca de Zermatt, concretamente nos situamos en los alrededores de Gornergrat a aproximadamente 3100 metros de altitud. La visión hacia el sur desde este punto, nos deja una de las panorámicas más impresionantes de los Alpes. Ante nosotros se nos presenta un cúmulo de roca y hielo que nos sobrecoge y emociona. Así, nos encontramos de izquierda a derecha con el glaciar de Gorner,Punta Nordend (4.609 m), Punta Dufour o Monte Rosa (4634 m), glaciar de Grenz, monte Liskamm (4527 m), glaciar de Zwillings, monte Castor (4223 m), monte Pollux (4092 m), glaciar de Schwärze, glaciar de Breithorn, monte Breithorn (4164 m), glaciar de Unterer Theodul, monte Klein Matterhorn (3883 m), glaciar de Oberer Theodul y entre nubes el mítico monte Cervino o Matterhorn (4478 m):

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

La sola visualización de este paisaje ya resulta emocionante y sorprendente, pero este ejercicio tiene un objetivo, y debemos partir en busca del ser humano y de su proporción. Por ello, nos acercaremos un poco más a este paisaje:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Así, nos situamos sobre el impresionante monte Liskamm (4527 m) y sobre los estremecedores glaciares de Grenz y Zwillings que nacen a ambos lados de esta cima y que se juntan después en una única gran lengua.

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pero no atisbamos todavía rastro del ser humano… o quizás si… vamos a cercarnos un poco más hacia el glaciar de Grenz para comprobarlo:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

En esta visión más cercana, ya podemos visualizar algo distinto, algo que llama la atención sobre el entorno…

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

¿lo habéis visto ya?… ¿no? vamos a acercarnos otro poco:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Efectivamente, esa estructura extraña que se sitúa a la izquierda del glaciar de Grenz, sobre la roca que el hielo de este glaciar pulió en épocas en que su extensión era mucho mayor, es un refugio de montaña. Concretamente se trata del moderno refugio del Monte Rosa, levantado en fechas recientes. Pero nuestra búsqueda aún no ha terminado, ya que buscamos al ser humano y aunque es posible verlo en la fotografía anterior, nos acercaremos un poco más:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

En este fotograma, que es el último, ya podemos visualizar al ser humano:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Efectivamente, se trata del montañero vestido de rojo que se encuentra en la zona superior al refugio:

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Y bueno, una vez que hemos dado con nuestra unidad de medida, la comparación con el todo ya es posible, y ya podemos volver al primer fotograma para hacer balance. Pero antes, y para ayudaros, os marcaré sobre el fotograma inicial, el espacio que ocupa el fotograma final (aquel donde veíamos el refugio y el montañero):

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Y ahora sí, ahora ya podemos visualizar el primer fotograma de nuevo y quedar pensativos sobre la dimensión del lugar…

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Pincha sobre la imagen para verla a tamaño real

Es seguro que habrá tantas conclusiones como visualizadores, ya que el dimensionamiento inicial que cada uno hemos realizado ha sido particular y por lo tanto la variación sufrida por esta magnitud al descubrir la medida será diferente, pero seguro que a más de uno le habrá resultado sorprendente el desenlace.

Bueno, aquí termina este primer ejercicio del proyecto. En un breve plazo de tiempo os traeré el segundo ejercicio, y volveremos a buscar al ser humano en un entorno montañero, con el ansia de calibrar su grandeza…

Anuncios