Etiquetas

, , ,

Texto y fotografías: Mikel Urquiola / Iñigo Gómez de Segura

Antes que los lobos, antes que las cruces, antes que las provincias de Álava y Burgos e incluso antes que su denominación, en Sierra Salvada estaban las cuevas. Y seguirán estando, casi impertérritas, siendo testigos silenciosos del paso de algunas personas y, sin duda, del paso de la historia por sus galerías y recónditas estancias.

En las últimas semanas hemos visitado varias cavidades de esta preciosas sierra, emocionándonos con sus formas y dimensiones…

La niebla se interna en la cueva generándo un instante mágico...

La niebla se interna en la cueva generándo un instante mágico…

Oscuridad hacia un lado...

Oscuridad hacia un lado…

Luz hacia el otro...

Luz hacia el otro…

Buscad al fondo, la pequeña silueta humana y os haréis idea de la grandiosidad de esta galería...

Buscad al fondo, la pequeña silueta humana y os haréis idea de la grandiosidad de esta galería…

Luz y piedra, una combinación especial...

Luz y piedra, una combinación especial…

La roca fragmentada acompaña nuestros pasos bajo tierra...

La roca fragmentada acompaña nuestros pasos bajo tierra…

Los consecutivos derrumbes han ido generando la galería...

Los consecutivos derrumbes han ido generando la galería…

En estas grandes galería, uno se siente muy pequeño... (Busca a la espeleohormiga ;))

En estas grandes galerías, uno se siente muy pequeño… (Busca a la espeleohormiga)

Al salir de la caliza volvemos al mundo de la superficie...

Al salir de la caliza volvemos al mundo de la superficie…

Anuncios