Etiquetas

, , , , , , , ,

Texto y fotografías: Iñigo Gómez de Segura

La segunda quincena de marzo, las nieves que la previsiblemente última gran nevada del invierno dejó en la llanada alavesa se retiraron. En este momento, y aunque el manto blanco todavía cubre las cumbres de los montes que rodean a nuestra querida llanura,  el espectáculo floral abre sus puertas un año más. Las txiribitas (Bellis perennis y otras especies del mismo género), son las más madrugadoras y se presentan nada más desaparecer las nieves, cubriendo con sus pétalos blancos (con la punta rojiza en numerosas ocasiones) amplias zonas de pastos. Junto a ellas, si nos fijamos con atención, podremos ver la delicada y pequeña flor de las verónicas (Veronica sp.)

Txiribitas ( Bellis sp.) - (Pinchar sobre la imagen para verla a tamaño completo)

Txiribitas ( Bellis sp.) – (Pinchar sobre la imagen para verla a tamaño completo)

En zonas más relacionadas con la actividad humana y muy nitrificadas (en la mayoría de ocasiones por el uso de abonos) aparecen también con fuerza los dientes de león  (Taraxacum grupo officinale), también llamadas “meonas” por el liquido lechoso que exudan al cortarlas. Las amarillas formas de las “meonas” se doblan bajo los vientos todavía fuertes y fríos de los últimos días de marzo. Las flores de esta especie, al madurar sus frutos, se convertirán en los “abuelitos” que tantas veces hemos soplado en nuestra infancia, dispersando sus frutos acompañados de nuestros deseos.

Diente de león (Taraxacum grupo officinale )

Diente de león (Taraxacum grupo officinale )

También entre las especies más madrugadoras (aunque un pelín más tardía que las dos anteriores), tenemos a las primaveras (Primula veris), bellísima especie con sus flores en umbela que encontraremos en grupos aislados pero numerosos. Y al mismo tiempo, es probable que encontremos algunos ejemplares de pequeños narcisos amarillos (Narcissus asturiensis), especie catalogada como De Interés Especial en el Catálogo Vasco de Flora Amenazada. Se da la circunstancia, de que estas dos últimas especies suelen ser recolectadas por paseantes debido a su belleza y a su precoz aparición, suponiendo este factor una de las mayores amenazas para ellas. Nos gustaría animaros a que en vez de recolectar ejemplares silvestres, llenéis vuestras terrazas y ventanas con flores de cultivo (hay primaveras y narcisos de cultivo muy bellas y de fácil cuidado), o que practiquéis la fotografía de flores. Una fotografía no se “pocha” en pocas horas y además no afecta al ciclo biológico de nuestras especies silvestres ;).

Primaveras (Primula veris)

Primaveras (Primula veris)

Al abrigo de pequeños bosquetes de quejigo y roble y en zonas donde la humedad está más presente, podemos disfrutar con la bonita flor de la hepática (Hepatica nobilis) cuyos pétalos pueden ofrecernos una gran variabilidad cromática oscilando desde el blanco, hasta el púrpura pasando por el rosa, aunque el color más habitual es el azulado.

Hepáticas (Hepatica nobilis)

Hepáticas (Hepatica nobilis)

Si nos acercamos a los cursos de agua, aunque sean temporales debido a las abundantes lluvias de la época, podremos disfrutar de las vistosas flores del diente de perro (Erythronium dens-canis), que tímidas miran generalmente al suelo. Y a la sombra de los robles que crecen cerca de estos mismos cursos de agua también encontraremos a las tempranas flores de la pulmonaria (Pulmonaria longifolia) con su aspecto piloso.

Diente de perro (Erythronium dens-canis)

Diente de perro (Erythronium dens-canis)

Pero no solo las plantas herbáceas nos ofrecerán sus flores en esta época, los sauces (Salix sp.) también adornaran sus desnudas ramas con sus discretas aunque bellas flores.

Flores masculinas del sauce (Salix sp.) - (Pinchar sobre la imagen para verla a tamaño completo)

Flores masculinas del sauce (Salix sp.) – (Pinchar sobre la imagen para verla a tamaño completo)

Y con los últimos días de marzo, los nazarenos (Muscari neglectum) harán tímidamente acto de presencia en los campos con sus curiosas flores azules que nos recuerdan a los jacintos. Como curiosidad os contaré que las flores palidas que tiene la flor compuesta de esta especie en la parte superior son estériles, mientras que las inferiores y más oscuras son las fértiles.

Nazarenos (Muscari neglectum)

Nazarenos (Muscari neglectum)

 A partir de los primeros días de abril, otras especies harán su aparición y comenzará el maravilloso espectáculo de las orquídeas silvestres. Pero nuestra mochila está por el momento llena de imágenes de las primeras flores de la nueva estación, por lo que dejaremos este tema para otro día…

 

 

Anuncios