Etiquetas

, , , , ,

Texto y fotografías: Iñigo Gómez de Segura

Cuando te encuentras tirado en el suelo, a escasa distancia de un reptil, mirándole a través del visor de tu cámara mientras intentas robarle una instantánea antes de que se vaya, se produce un momento en el que su mirada se clava en ti, creándose un momento mágico de interacción.

Lagarto verde (Lacerta bilineata) – (Pinchar en la imagen para verla a tamaño completo)

Ese momento de contacto visual genera a continuación una reacción por parte del animal que en función de su interpretación de la amenaza que supones para él, la hora del día (los reptiles son seres de sangre fría y su actividad se ve muy condicionada por su temperatura corporal, y por lo tanto de la hora del día), tus movimientos, la distancia a la que estés etc. puede oscilar entre la indiferencia, la huida o, en el menor de los casos, el ataque.

Vibora áspid (Vipera aspis) – (Pinchar en la imagen para verla a tamaño completo)

En Alava están presentes 23 especies de reptiles entre lagartijas, lagartos, culebras, eslizones, luciones y tortugas, y es posible encontrar también algunas especies que no habitan nuestra provincia pero que llegan a ella accidentalmente a través de trenes o camiones desde otras zonas donde si están presentes (como es el caso de las salamanquesa común que aparece en la fotografía).

Salamanquesa común (Tarentola mauritanica) – Pinchar sobre la imagen para verla a tamaño completo

De las 23 especies todas son autóctonas salvo una, el galápago de florida (tortugas que se venden en las tiendas de animales), aparecidas en nuestro territorio a raíz de la suelta incontrolada por parte de particulares. En la imagen podemos ver un ejemplar adulto de esta especie que habita en un río de la llanada. Estas especies no autóctonas pueden llegar a adaptarse a nuestro entorno (como es el caso de la tortuga de la imagen) y crear poblaciones reproductoras que pueden generar muchos problemas a especies autóctonas por competición por el hábitat y los recursos, transmisión de enfermedades, contaminación genética por hibridación etc.

Galápago de Florida (Trachemys scripta subsp.scripta) – Pinchar sobre la imagen para verla a tamaño completo

A pesar de la mala fama y supersticiones que rodean a nuestros reptiles, son unos animales increíbles y muy interesantes y con su espacio y funciones irremplazables en nuestros ecosistemas. Cuando encontremos uno de estos reptiles en nuestros paseos por la naturaleza, lo mejor que podemos hacer es detenernos y con movimientos suaves y en silencio, observarlos tranquilamente, y si tenemos suerte, estableceremos ese contacto visual tan emocionante en que dos ejemplares de dos especies tan distintas que habitan una misma tierra se observan y estudian con curiosidad. Si tenemos suerte podremos perdernos en la mirada del reptil…

Vibora de seoane (Vipera seoanei) – (Pinchar en la imagen para verla a tamaño completo)

Anuncios