Aun a riesgo de ser obvios, somos lo que somos, así, sin ambigüedades, y, por eso, vamos  tratar de mostrar en este blog nuestras andanzas, nuestras venturas y desventuras por la faz de nuestra pequeña y amada tierra. Desde la heterodoxia más instintiva, nuestras vivencias se nutren de la exploración de nuevos caminos, a ras o por las entrañas de la tierra, jugando con la magia de su orografía. Buscando, en definitiva, nuevas sensaciones que nos hagan reencontrarnos con la naturaleza. Porque sin la naturaleza no seríamos lo que somos y no seremos lo que el destino nos depare.

Somos Mikel e Iñigo y nos encanta que el barro impregne nuestras mochilas.

Anuncios